RSS

REFLEXIONES

 

tan pesada es la tristeza

como la soledad

acaso impías arremeten

el denuedo las supera

la arpillera del recuerdo

está vacía

intentaré colmarla

de recuerdos bellos en mi haber

de cuando en cuando

la angustia nos conmueve

circunstancia falaz e inesperada

aun así la entereza conviene

la falange vengadora

no subversiva

sino aquella contra la maldad

al accionar una arma

caso omiso haré

al boteo cotidiano

gran hazaña indagar

adónde irá mi óbolo

sería interesante conocer

malignas intenciones

en el discurso político

y cuánto hay de farsa en él

la mañana es fría

cedió el calor

mi testa helada

¿discurro mejor?

¿incongruencia?

ayuno de memoria

acudiré al recuerdo

¡ups! ¿en dónde está mi agenda?

la mayoría de los septuagenarios

se quejan de sus dolores articulares

me felicito de tenerlos  sentirlos

padecerlos señal de aún estar vivo

Joaquín Martínez Torres

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 abril, 2017 en Lo propio o lo ajeno

 

AYUDA

 

 

 

 

SOL-325

AYUDA

 

El hombre, en su insistencia de sentirse controlador de las fuerzas universales, le reclamó airado al astro rey el que sólo fungiera como silente testigo de todo, allá arriba, tal vez hasta solazándose ante la incoherencia, incongruencia e incapacidad demostrada en la solución de sus problemas.

 

Durante el sueño, el Señor Sol envió su mensaje. “Mañana posa tus ojos en el cielo, allí estaré como siempre, el calor atestiguará mi presencia, iluminaré tu día, te brindaré energía, motivaré tu corazón para enfrentar tus miedos”.

 

 

¡La libertad y decisión para conseguir la felicidad está en tus manos, no es tan complicado!


 
Deja un comentario

Publicado por en 25 abril, 2017 en Uncategorized

 

TE LO JURO

PERDÓN.jpg

            -¡Robaron mamá! Se metieron a mi cuarto.

            -Eres una mentirosa, que te robaron ni que nada. No le creas mamá. Seguramente va a culpar a alguno de mis amigos. Yo vi cuando el tipo trepó confiado al balcón. Anduvo rondando la casa durante más de una hora.

            -No es cierto, mamá. Con el chubasco que cayó anoche ni quien se animara a trepar por las paredes con riesgo de resbalar y romperse la cabeza al caer.

            -¡Silencio los dos! Ninguno de ustedes es blanca paloma. Karen, tú ni por ser la más chica dejas de dar problemas, por contestona con la maestra o por tus pleitos con las compañeras. Y tú Ricardo, llamaron de la Prepa; no te has parado a clases en tres semanas, llevas tres exámenes reprobados y aquí nos tienes de tarugos. Tu padre ilusionado, te presume con orgullo donde quiera que va como el gran abogado que serás, que pronto saldrás en la tele defendiendo las causas nobles del pueblo.

            -¡Ja, ja, ja, sí como no! Mamá, qué ingenua eres. Este bueno para nada de mi hermano si acaso se hace famoso es porque lo agarraron robando coches junto con sus secuaces y entonces sí lo verás en las noticias.

            -No cambies el tema, te estás saliendo por la tangente. A ver; explícame bien cómo te diste cuenta de la entrada de alguien a tu recámara a robar.

            -Ay mamá, lo que pasa es que suelo dormir con pijama y hoy amanecí… pues, en cueros. Exactamente no he comprobado todo lo que se llevaron, pero mi virginidad… creo que sí. Pero yo no supe nada mamá, seguramente estaba dormida, ¡te lo juro, en serio… te lo juro!

Lourdes García Santos

Derechos Reservados

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 10 abril, 2017 en Uncategorized

 

SÓLO ES UNA SEMANA… LA SANTA

Bueno, como las tamaleras: mal y vendiendo, pero del tamal viviendo.

Cruces y más cruces pasaron a mi lado; seguramente el accidente fue descomunal.

Dos semanas sin ver a tus mascotas y no me han olvidado; más bien a las galletas.

El tinaco está vacío, no llegó agua durante la noche.  Ni modo, no es mi culpa, no me bañaré.

¡Qué me duele más!: la cadera, la rodilla o la inyección. Creo que las tres, para que no haya (haiga) discriminación.

El mundo está revuelto, pero desde que me acuerdo está así.  ¿Será que se nos olvida? Necesitamos medicamentos… no, mejor no.

¡Vaya sorpresa, mi gata Feliza se adueñó de la casa de Laika!

Dicen que a las palabras se las lleva el viento, que es mejor escribirlas, por eso… a llenar páginas y páginas.

¿Para cuándo es la luna rosa?

Dos por tres… seis.  No, eran más de seis las cervezas que me tomé.  Eso de no llevar las cuentas hace que uno se emborrache.

Joaquín Martínez Torrres        Lourdes García Santos

 

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 10 abril, 2017 en Cadáver exquisito

 

DESPOJOS (Últimos instantes de Sassy)

SASSY

 

convertida en miseria

víctima de problema racial en sus caderas

sin tratamiento eficaz hasta la fecha

noche y día su vida un martirio

sin queja alguna     siempre erguida la cabeza

ponerse en pie     imposible

su rostro infinita amargura

parecíame decir amo ayúdame

sus patas delanteras le ayudaron a reptar

hasta cuando también mostraron impotencia

su vida ahora extínguese

luego de haber sido por años

inseparable y fiel amiga

de joven

sumisa brindó sin reticencia alguna

singular alegría     oscilante el rabo

leves gruñidos y mordisqueo sutil

anhelaba caricias

como siempre     noble la mirada

fue posible en ella apreciar incertidumbre

de cual fuera el origen de su intenso dolor

confía ser auxiliada de su amo

él posee la solución

solución en extremo tajante

ella     incapaz de movimiento alguno

paciente aguarda     ignora el desenlace

pareciera intuirlo

dormirá para siempre

fin a su tormento

fin a su dolor

 

Joaquín Martínez Torres

 
Deja un comentario

Publicado por en 10 abril, 2017 en Uncategorized

 

REQUISITO

VIEJITO

 

 

En el asilo, Guillermo flirtea con quien se deja. Apuesto, extrovertido,  divertido, postrado en silla de ruedas, llena sus horas conversando, cantando La Marsellesa en francés, haciendo declaraciones de amor y propuestas de matrimonio, aunque lleva en su haber dos esposas.

Salía de mi visita semanal, me detuvo preguntando santo y seña. Desistió, no llené sus expectativas. Otra ocasión me invitó a su boda; teniéndome como testigo le pidió casorio a una linda viejecita que, sonriente, aceptó.

Volví a verlo, pregunté por su casamiento. No hubo tal, la novia tenía setenta y él noventa.

-¡Así no, no podremos tener hijos.

Lourdes García Santos

Derechos Reservados

 
 

BENEFICIO

 

VIEJITOS HACIENDO COLA

Las colas, padecimiento de nuestro tiempo. A esperar de pie lo que decida la tienda, institución bancaria o el de adelante de nosotros quien regularmente trae varios trámites por realizar.

Nunca he comprendido la existencia de tantas cajas en supermercados; finalmente hay cuatro funcionando, de veinte instaladas. Lo mismo sucede en empresas de servicio a clientes en telefonía.

Mi tía Lupita, pellizcando la tercera edad, todavía sin credencial, aprovecha el área “Preferente” de atención a estas personas. Si pretenden detenerla, ofendida contesta:

-Así como me ves, padezco taquicardias y desmayos… aaay, me les voy, me les voy.

-¡Pásele, pásele señora!

Lourdes García Santos

Derechos Reservados

 

 

 

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 marzo, 2017 en Déjame que te cuento